IMPRÉGNATE DE LA ESENCIA MEDIEVAL

Os invitamos a hacer un viaje por la historia para conocer los orígenes medievales de Mont-roig del Camp


El término municipal de Mont-roig del Camp se extiende entre el mar y la montaña, en una llanura aluvial extensa y que antiguamente fue poblada en distintos puntos. Debéis imaginaros el pueblo de Mont-roig amurallado y presidido por un castillo, acompañado por el despoblado de “la Pobla d’en Taudell” y la costa estaba protegida por Miramar o Guardamar y su torre de vigilancia. Hoy os proponemos que os impregnéis de la esencia medieval de Mont-roig al Torreón de Miami Platja, antiguamente Miramar, a través de un paseo o visita guiada por el casco antiguo, donde destacan la iglesia Vieja y la iglesia Nueva, los portales, la antigua muralla, la cárcel o los lavaderos. ¡En verano y en Semana Santa se organizan varias visitas guiadas que no os podéis perder!


IGLESIA DE SANT MIQUEL

Donde antes se levantaba el castillo medieval de Mont-roig del Camp hoy lo hace la iglesia de Sant Miquel. La iglesia nació con la voluntad de sustituir la iglesia Vieja y su construcción fue casi eterna. Se empezó a proyectar en 1780, las obras se paralizaron en 1835 y no se celebró la primera misa hasta el 1946. Tanto tiempo de espera no debía de quedar en vano, hoy, por su tamaño, es conocida popularmente como la catedral del Baix Camp. A pesar de ello, sigue inacabada y es la vecina iglesia Vieja quien marque las horas con su histórico campanario.

IGLESIA VIEJA

La historia de la iglesia Vieja no ha sido fácil, a lo largo del tiempo ha sufrido diversas modificaciones y también los saqueos y los males de la guerra, hecho que obligó a construir la iglesia Nueva o de Sant Miquel. Hoy podemos admirar una bonita construcción renacentista que aprovechó la antigua torre de defensa que custodiaba “el portal d’Avall”, para erigir su campanario. Destaca su doble portal al más puro estilo clásico. Aunque no se celebren oficios religiosos, el campanario nunca ha dejado de repicar las campanas para anunciar las horas, ya que el campanario de la iglesia Nueva permanece inacabado.

PORTALES Y MURALLA

Podéis imaginaros el Mont-roig Medieval y su villa amurallada a través de los restos de muralla y los dos portales, el “d’Avall” y el “de la Canal”. El primero, ubicado en la plaza Joan Miró, fue la puerta principal de entrada a la villa y se acompañaba de una torre de defensa, reconvertida hoy en el campanario de la iglesia Vieja. Si os dirigís hacia las Huertas, por detrás de la iglesia, podréis observar más restos de la muralla en la calle de la Murada. Llegaréis hasta el portal “de la Canal”, se trata de un portal doble que se acompaña de una torre. Finalmente, si visitáis la calle de la Virgen de la Roca, en el norte, podréis observar la torre de la casa de los “Torrells”, también conocida como la torre de los moros.

LA PRISIÓN

Justo detrás de la iglesia Nueva de Sant Miquel y cerca de donde se erigía el antiguo castillo de Mont-roig del Camp encontraréis los restos de la antigua prisión. Queda integrada en la calle de la Pica y destaca la puerta dovelada con piedra de la Montaña Roja y una ventana con rejas.